Suplementación para los deportistas fútbol

Suplementación para los fubolistas con proteínas, antes o después del entrenamiento.

En el contexto de los suplementos alimenticios en nuestro país es posible encontrar un vasto número de suplementos proteicos. Existen aquellos elaborados  a base de albúmina de huevo, otros son los que se fabrican con el suero de la leche de vaca e inclusive los hay de origen vegetal como los obtenidos a partir de las proteínas de la soya. Junto a esta variedad comercial, coexiste la falta de comprensión por parte de los consumidores quienes en ocasiones no conocen con exactitud lo que están consumiendo, hecho que frecuentemente los conduce a  ideas erróneas respecto a los suplementos proteicos que tienen a su alcance llegando incluso a  dudar de la inocuidad de sus ingredientes. Aunque este hecho aplica a la totalidad de los suplementos alimenticios, en este artículo se abordarán sólo algunos puntos referentes a las proteínas.

El primer paso es a mi parecer el más necesario, hacer que los consumidores conozcan  y aprendan qué son las proteínas. Se trata de uno de los nutrientes llamados macronutrimentos debido a la cantidad que necesitamos consumir diariamente. El grupo de los macronutrimentos lo constituyen las proteínas junto con los lípidos (mejor conocidos como grasas) y los hidratos de carbono. A modo de orientación, otros nutrientes son los micronutrimentos que engloban a las vitaminas y minerales. Con bastante frecuencia las proteínas son relacionadas con la formación de estructuras corporales, algunos autores comparan las proteínas con los bloques que construyen las paredes de una casa; pero además, las proteínas están compuestas por bloques más pequeños llamados aminoácidos en quienes reside la verdadera importancia de este nutrimento.

Las proteínas están presentes en muchos alimentos comunes. Según sean estos alimentos es el tipo de proteína que aportan; Es decir, las proteínas de origen animal como las que encontramos en  la leche, los productos lácteos, el huevo y las carnes se denominan de alto valor biológico debido a que nos aportan todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente, siendo éstos los aminoácidos esenciales y no esenciales. Por otro lado, las proteínas que se encuentran en alimentos vegetales como las leguminosas y los cereales se denominan de bajo valor  biológico debido a que no nos aportan la totalidad de los aminoácidos que el organismo requiere, generalmente son escasos en los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede fabricar. Quizá este hecho ayude a entender un poco por qué no se observan en el mercado suplementos proteicos cuya materia prima sea el arroz o las lentejas. Merece especial mención el caso de la soya, ya que a pesar de su origen vegetal este alimento es capaz de proporcionarnos la totalidad de aminoácidos esenciales para la vida.

Uno de los modos más fáciles de entender estos conceptos es hablar de las proteínas como conjuntos de aminoácidos. Finalmente a través del proceso de la digestión nuestro cuerpo descompone las proteínas, moléculas de gran tamaño,  en sus unidades más simples (aminoácidos)  para poder ser transportadas al torrente sanguíneo y entonces ser utilizadas para distintos fines, lo que en Bioquímica se conoce  como vías metabólicas.

El desarrollo muscular es el resultado de varios factores entre los que destacan entrenamiento físico, adecuada alimentación y el consumo de suplementos alimenticios de calidad.

El desarrollo muscular es el resultado de varios factores entre los que destacan entrenamiento físico, adecuada alimentación y el consumo de suplementos alimenticios de calidad.

Aunque básicamente las proteínas son consideradas elementos estructurales, la realidad es que cumplen con una interesante lista de funciones orgánicas que probablemente algunos desconozcan. Si bien es cierto que nuestro cuerpo está constituido por un alto porcentaje de proteínas depositadas en  músculos, órganos internos, huesos, cartílagos,  uñas, cabellos y piel; muchas otras proteínas se sintetizan en nuestro interior para realizar funciones de señalamiento y comunicación como las hormonas hidrosolubles y los neurotransmisores. Otra cierta cantidad de aminoácidos se destina a la producción de proteínas que funcionan como enzimas reguladoras de las reacciones químicas que tienen lugar todos los días en nuestro cuerpo o bien, a la fabricación de proteínas de transporte en el hígado, proteínas pertenecientes al sistema inmunológico, factores de coagulación  y otras sustancias nitrogenadas de gran importancia fisiológica. Como es de notarse, hablar de proteínas y su metabolismo (utilización en el cuerpo) no es tan sencillo como algunos pueden pensar;  probablemente esta complejidad, sea una de las razones por las que exista cierta confusión entre los consumidores a la hora de hablar de suplementos proteicos.

Después de haber descrito algunas generalidades, el siguiente paso es  concentrarnos en sus principales funciones. Recordemos que junto con el agua las proteínas son el principal constituyente de la masa muscular. Casi el 100% de los consumidores de suplementos de proteína son deportistas de distintos niveles de entrenamiento que buscan aumentar y/o mantener su masa muscular (fútbol, fítness, etc.). El desarrollo muscular es el resultado de varios factores entre los que destacan el correcto entrenamiento físico, la adecuada alimentación y lógicamente el consumo de suplementos alimenticios de alta calidad.

Otros consumidores potenciales de los suplementos proteicos son los niños, los adolescentes y las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia, quienes por el curso de su etapa fisiológica presentan necesidades proteicas mayores a causa del crecimiento y la formación de nuevas estructuras. La falta del completo suministro de este nutrimento durante las etapas mencionadas es condicionante de cuadros patológicos como desnutrición, talla baja y bajo peso al nacer. Igualmente, los ancianos encuentran en los suplementos proteicos una alternativa muy efectiva para complementar  su nutrición pues recordemos que este grupo poblacional tiende a disminuir su ingesta de alimentos en general, convirtiéndose en un grupo susceptible de presentar mal nutrición.

Lic. Nut. Josué Rodríguez Sosa

Máster Internacional en Nutrición y Dietética

Especialista en Nutrición Deportiva

Anuncios