Nutrición en la salud del deportista

Ácidos grasos omega 3 – dha para la salud cardiovacular del futbolista.

El Ácido Docosa Hexaenoico (DHA) es un acido graso omega 3 poliinsaturado, que se encuentra principalmente en pescados y en algunas algas. El DHA es un importante elemento estructural y funcional en las células de todos los órganos de nuestro cuerpo, en primer lugar el 30% de los lípidos que forman la materia gris del cerebro es DHA, y es aún mas importante en la etapa prenatal y en los dos primeros años de vida, pues es cuando se desarrolla la mayor parte del cerebro, siendo las mujeres embarazadas (sobre todo en el tercer trimestre) y en lactancia, en las que cobra mayor importancia el consumo de DHA. Las personas mayores que tienen deficiencia en el consumo de DHA tienen 67% más probabilidades de sufrir demencia, por el contrario, si se consume adecuadamente reduce el riesgo de padecer Alzheimer. En la retina el DHA se encuentra de un 30 a 40% en los fotorreceptores, que en la primera etapa de vida son parte del desarrollo de la vista de los niños así como de la capacidad visual de adultos y ancianos. Es importante saber que el DHA ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos y aumenta el colesterol HDL,  también llamado “colesterol bueno”, que se encarga de transportar colesterol hacia el hígado para su metabolismo. Por tal motivo el DHA puede ayudar, apoyado también en una dieta adecuada, a disminuir el riesgo cardiovascular.

En México no es frecuente el consumo de pescados o de algas, que son las fuentes principales de obtención de DHA, por lo cual este nutriente podría ser deficiente en nuestra dieta, de allí la importancia de ingerir un suplemento elaborado con los mejores estándares de calidad. El DHA es de origen vegetal, se extrae de una alga marina en particular para obtener un producto libre de toxinas que algunos peces desarrollan en el ecosistema que habitan.

El DHA se recomienda también a personas vegetarianas que, debido a su régimen alimenticio, pudieran presentar deficiencia de esta sustancia. Debido a su origen vegetal el DHA  no tiene olor a pescado y puede ser consumido por personas alérgicas a los productos del mar.

La dosis diaria recomendada es de 200mg en caso de adultos y jóvenes y 300mg en caso de mujeres embarazadas o en lactancia. El DHA no es tóxico.

Por: L.N.H. Rodrigo Mancilla Morales

Anuncios