la linaza es rica en complejo B, magnesio y manganeso
La Linaza es rica en complejo B, magnesio y manganeso

La linaza es uno de los alimentos popularizados recientemente por sus propiedades nutricionales y como un suplemento para bajar de peso.

Se le considera un grano, porque tiene un esquema de vitaminas y minerales similar a éstos, pero en realidad es una semilla, rica en fibra —unos tres gramos por cucharada—, antioxidantes y la mejor fuente vegetal de Omega 3.

La linaza que consumimos proviene de Canadá y Estados Unidos, aunque se cree que la planta es originaria de Egipto.

Se obtiene de la planta del lino; lo que se aprovecha es la semilla, a la que se conoce como linaza. Se puede conseguir en varias presentaciones, como aceite, en tabletas, molida y la semilla entera.

La mejor manera de aprovecharla es molida. Esto, porque el aceite se oxida con rapidez, debido a su gran porcentaje de grasas insaturadas, y la linaza entera es demasiado dura para que el cuerpo pueda aprovecharla. Lo mejor es comprar linaza entera y molerla en casa; así se sabe con certeza la cantidad y calidad que se consume.

Es fácil agregar la linaza molida a ensaladas y otros alimentos, o disolverla en agua o jugos y tomarla en ayunas.

También se puede usar en recetas como sustituto de huevo: una cucharada de lianza y tres de agua por cada huevo; o como sustituto de grasas: tres cucharadas de linaza y dos de agua por cada cucharada de mantequilla. La linaza molida reduce los tiempos de cocción, pues provoca que los alimentos se doren más rápido y es resistente a altas temperaturas.

Propiedades

Debido a las condiciones climatológicas, existe la sospecha de que la linaza canadiense tiene mejores cualidades nutricionales, entre las que destaca su aporte de Omega 3.

La linaza es alta en fibra dietética, tanto soluble como insoluble.

La fibra soluble ayuda a regular la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre; también se le asocia con prevención de diverticulitis (inflamación de divertículos del colon) y cáncer de póstata.

La fibra insoluble, además de ayudar al movimiento intestinal, sirve de alimento a la flora bacteriana, que ayuda a digerir los alimentos para la mejor absorción de nutrientes

Anuncios