9 Errores al querer aumentar masa muscular

9 Errores al querer aumentar masa muscular

Evitar estos 9 errores comunes en tu dieta puede ayudarte a crecer y ganar más masa muscular. Seguramente que si no los cometes tú, o los has cometido, conoces a alguien que todavía cae en ellos. Ahora que los conoces, no tienes pretexto para esculpir el cuerpo que siempre has soñado.

  1. Se puede hacer dieta los 365 días del año. Esto es falso, nadie aguanta una dieta estricta de 365 días al año, plantéate un día libre a la semana en el que puedes comer, sin pasarte, esas cosas de las que te privas el resto de la semana.
  2. Ganar 2 kilos en una semana es mejor que ganar medio kilo. Si estás ganando más de medio kilo, 1 kilo por semana por ejemplo, puedes estar seguro de que no es todo músculo. Puede ser agua o grasa, consume carbohidratos pero no te pases o ganarás mucha grasa y cuando quieras perder esa grasa perderás también mucho músculo.

  3. Hay que comer mucho. Si bien los culturistas profesionales tienen que comer cantidades impresionantes de comida sólo para mantener sus músculos, lo más probable es que ese no sea tu caso. Nuevamente, evita ganar grasa corporal. Calcula tu metabolismo basal y las calorías que quemas en tu rutina y súmale unas 300 calorías. Evita las grasas saturadas y el exceso de carbohidratos, de esta forma disminuyes las probabilidades de engordar.

  4. No comer lo suficiente. Si no te alimentas correctamente te va a costar ganar músculo. Aplica la regla de las 300 calorías por encima de lo que necesitas para mantener tu peso. Si no comes lo suficiente tu cuerpo utilizará tus propios músculos para conseguir energía, lo que los especialistas llaman catabolismo.

  5. Seguir dietas vistas en revistas. Estas deben considerarse sólo como una guía alimentaria ya que no responden a tus necesidades individuales. Un buen plan de alimentación toma en cuenta tu peso, estatura, porcentaje de masa muscular, nivel de actividad física, etc, de modo que una misma dieta no es recomendable para 2 o 3 personas con características diferentes. Además, la mayoría de la veces estas dietas no consideran los suplementos alimenticios que un puede ya estar consumiendo.

  6. No tomar grasas. Las grasas no son tan malas como la gente piensa, lo que se recomienda es evitar las grasas saturadas que por lo general proceden de los animales. Todas las personas, deportistas o no deportistas, deben de consumir aceite de oliva y otros aceites vegetales de forma controlada, frutos secos y vegetales ricos en omega 9 y otros ácidos grasos poliinsturados. Te sorprenderá saber que los músculos en reposo se alimentan de ácidos grasos!

  7. Entrenar y no tener hábitos adecuados. Por mucho que entrenes si luego no sigues una dieta adecuada, descansas lo suficiente, abusas del alcohol y del cigarro, y no cumples con tu esquema de suplementación deportiva, es probable que no logres tus objetivos.

  8. Hacer dietas con muy pocas calorías. Cuando quieras hacer dieta para perder peso o trabajar en la definición muscular, debes ir poco a poco para no destruir músculo. Reducir tus calorías a menos de 1500 kcal al día contribuirá a destruir la masa muscular que tanto trabajo te ha costado ganar.

  9. Pensar que los suplementos alimenticios pueden reemplazar la dieta. Los suplementos alimenticios son productos que te ayudan a alcanzar tus metas deportivas pero la base de todo es una buena dieta. Como ya dije, una buena alimentación y un acertado programa de suplementación te llevarán de la mano a logro de tus metas deportivas.

Google+

Anuncios